efecto-wow

Viwom o cómo buscar (y encontrar) el deseado “efecto wow”

¿Sabía que en el proceso de toma de decisión, el cerebro primitivo prevalece sobre el neo córtex al ser 250 veces más rápido, centrándose en la búsqueda del beneficio más inmediato?

¿O que el cerebro primitivo se comunica a través de un lenguaje denominado “imaginería visual” por el cual el cerebro se comunica a través de códigos visuales, que cobran diferentes significados de acuerdo a los propios recuerdos y experiencias acumulados en la mente?

Lo cierto es que el cerebro es un órgano complejo pero de vital importancia no solo fisiológicamente sino que, su funcionamiento, a través del neuromarketing ha sido objeto de interés e investigación por parte de numerosas marcas.

Al visualizar una imagen nuestro cerebro procesa de manera separada los elementos, asociando a cada uno un concepto específico. Posteriormente vincula de manera conjunta estos elementos con la información procedente de nuestra memoria, para finalizar con la relación existente entre la imagen y nuestros gustos o preferencias.

Nuestro cerebro tarda aproximadamente 400 milésimas de segundo en completar este proceso, lo que conlleva a que un consumidor tome una decisión de compra en los primeros 90 segundos de haber interactuando con una marca o producto.

Poco más de minuto y medio en el que la marca debe desplegar todas sus armas para convencer al consumidor de los beneficios de sus productos.

Y para conseguirlo, es esencial contar con una buena presentación, con una imagen visual atractiva que evoque en el público estímulos favorables a la marca de manera inconsciente.

Pero, ¿cómo se consigue?

La clave reside en la aplicación de los principios de activación cerebral en el diseño de la imagen corporativa de una marca teniendo en cuenta todos y cada uno de los elementos que la componen: desde los colores, el logo, la tipografía hasta el mensaje.

Esta es, precisamente la base sobre la que se asienta el cambio de imagen de Viwom, una auténtica muestra de la eficacia de la combinación entre ciencia y marketing.

Pero antes de desgranar las claves de su nueva identidad, debemos conocer qué es Viwom y qué ofrece a sus clientes.

Esta compañía, que echó a andar hace 3 años, es una plataforma online que permite crear campañas de vídeo email marketing en las que el vídeo se reproduce automáticamente cuando el destinatario abre el email.

Su funcionamiento se basa en la generación de más de 20 variables de un vídeo, detectando, en tiempo real, dispositivo, cliente de correo y sistema operativo desde el que se abre el email, y entregando el formato idóneo a cada uno.

Gracias a su tecnología avanzada permite crear campañas de correo electrónico de vídeo en tan solo 5 minutos sin necesidad de subir ninguna base de datos o compartir información ya que no se trata de una plataforma de envío. Además es compatible con casi todos los proveedores de Email Marketing (ESP).

Y si a todas estas ventajas le sumamos evidentes beneficios como la mejora del branding y egagement de la marca aumentando la tasa de clics hasta un 173% y la conversión hasta un 50% por campaña con planes adaptados a las necesidades de cada cliente, Viwom se convierte en la mejor herramienta para impresionar a la audiencia.

A lo largo de su trayectoria, Viwom ha evolucionado mucho expandiéndose a nuevos países, con un crecimiento dinámico, mejoras en el producto, nuevos servicios, e incluso nuevas oficinas.

Y todos esos cambios internos debían comunicarse de manera externa. Es por ello que han ido adaptando su identidad visual al mismo tiempo que la compañía.